miércoles, 13 de diciembre de 2017

El Carisma danza en las culturas


En el Gran Buenos Aires from Auxiliares Santa Maria

7. Carisma Gran Buenos Aires

Más tarde otros acordes se hicieron oír. Los del Buenos Aires Grande, o llamado Gran Buenos Aires. Allí se dan cita varias danzas,  había que descubrir ese nuevo paso, un paso lleno de fuego de conglomerados de personas que buscan trabajo, vivienda, una vida de familia sana. 

martes, 12 de diciembre de 2017

Nuestro corazón se hace "Tepeyac"

Eres mujer de casa y, además, peregrina,
dedicada a lo tuyo como madre y esposa,
pero sigues la huella por donde Dios camina
y estás de corazón en cada cosa.

Estás en la montaña antes del alba,
-que el amor te apresura-,
y en cualquier otro Belén por esperar que nazca
de nuevo Dios, y preparar su cuna.


Te haces de nuestra raza, 
pronuncias nuestra lengua con dulzura
y nos pides te hagamos una Casa,
para en ella mostrarnos tu sin igual ternura.

Bajas, subes, que para eso eres ave,
ayer por el calvario y por el cielo, 
hoy por la patria suave,
y en pos de ti volamos en tu vuelo.

Gloria damos al Padre que no tuvo principio,
gloria perenne a Cristo, que es el Hijo del Padre,
y al Espíritu Santo, Consolador divino.
¡Que todo el universo los aclame! Amén

(Himno del Oficio de Lectura)

viernes, 8 de diciembre de 2017

María, sin pecado concebida... rogá por nosotr@s

De las oraciones de san Anselmo, obispo

¡Oh Virgen, por cuya bendición
queda bendecida toda la naturaleza!

El cielo, los astros, la tierra, los ríos, el día, la noche y todo lo que se halla sometido al poder y al servicio del hombre, se congratulan, Señora, porque habiendo perdido su antigua nobleza, ahora han sido en cierto modo resucitados por ti y dotados de una gracia nueva e inefable.
Porque todas estas cosas estaban como muertas, al haber perdido su congénita dignididad de servir al dominio y utilidad de los que alaban a Dios, que para eso habían sido creadas; estaban oprimidas y afeadas por el abuso de los que servíana los ídolos, para los cuales no habían sido creadas. Ahora se alegran como hubieran vuelto a la vida, porque ya vuelven a estar soemtidas al dominio de los que confiesan a Dios, y embellecidas por su uso natural.
Es como si hubiesen saltado de alegría por esta gracia nueva e inapreciable, al sentir que el mismo Dios, su mismo creador, no sólo reinaba sobre ellas de un modo invisible, sino que incluso lo vieron en medio de ellas, santificándolas visiblemente con su uso. Estos bienes tan grandes provinieron a través del fruto bendito del vientre sagrado de la Virgen María.
Por tu plenitud de gracia, lo que estaba en el país de los muertos se alegra al sentirse liberado, y lo que está por encima del mundo se alegra al sentirse restaurado. En efecto, por el glorioso Hijo de tu gloriosa virginidad, todos los justos que murieron antes de la muerte vivificante de Cristo se alegran al verse libres de su cautividad, y los ángeles se congratulan por la restauración de su ciudad medio en ruinas.
¡Oh mujer llena y rebosante de gracia, con la redundancia de cuya plenitud rocías y haces reverdecer toda la creación!¡Oh Virgen bendita y desbordante de bendiciones, por cuya bendición queda bendecida toda la naturaleza, no sólo la creatura por el Creador, sino también el Creador por la creatura!
Dios, a su Hijo, el único engendrado de su seno igual a sí, al que amaba como a sí mismo, lo dio a María; y de María se hizo un hijo, no distinto, sino el mismo, de suerte que por naturaleza fuese el mismo y único Hijo de Dios y de María. Toda la naturaleza ha sido creada por Dios, y Dios ha nacido de María. Dios lo creó todo, y María engendró a Dios. Dios, que hizo todas las cosas, se hizo a sí mismo de María; y de este modo rehizo todo lo que había hecho. El que pudo hacer todas las cosas de la nada, una vez profanadas, no quiso rehacerlas sin María.
Dios, por tanto, es padre de las cosas creadas y María es madre de las cosas recreadas. Dios es padre de toda la creación, María es madre de la universal restauración. Porque Dios engendróa a aquel sin el cual nada en absoluto existiría, y María dio a luz a aquel sin el cual nada sería bueno.
En verdad el Señor está contigo, ya que él ha hecho que toda la naturaleza estuviera en tan gran deuda contigo y con él.

Madre de Misericordia

SALVE DE LOS POBRES

Dios te salve, Reina y Madre, Vida, Dulzura, Esperanza
Señora de los pueblos, Misericordia, confianza
nuestra Señora del rancho, nuestra Señora de lata
Virgen de todos los pueblos, que anduvo toda la Patria.

A Ti llamamos los hijos del valle y de la montaña,
del río, del monte, las islas, los campos y las quebradas,
que vinimos de los pueblos nada más que con las ganas 
de darles a nuestros hijos, como al Tuyo, la Esperanza.

Señora de los Pueblos, nuestra Señora Abogada
de los pobres, del humilde, que casi como guitarra
de los pueblos le cantaste al Dios que al débil levanta,
que dio bienes al hambriento y al poderoso rebaja.

Vuelve tus ojos, Señora, desde el cuadrito y la estampa
que el reboque de barro o en las paredes de chapa
pegamos para que estés dentro de nuestro techo de paja,
casi tibia cuando hay sol; si llueve, medio mojada,
mismamente que nosotros siempre por tierras prestadas.

Y después de este destierro, Señora de los sin nada,
Virgen de los Pueblos, Vida, Dulzura, Esperanza,
muéstranos a ese Jesús también con cuna de paja
¡oh, Clemente, oh piadosa! Señora de los sin nada.
Autor/a desconocido/a

domingo, 3 de diciembre de 2017

25 años en Chile

Empezando el Adviento

"La encarnación como proceso histórico"

de Bonifacio Fernández 
en "El Cristo del seguimiento"

La historia de Jesús pertenece al proceso de la encarnación de Dios. El Hijo de Dios no asumió simplemente una naturaleza humana; asumió su historia. La encarnación no es un hecho meramente puntual; constituye, por el contrario, un proceso que se inicia en la anunciación, continúa en la vida y la muerte de Jesús y desemboca en la resurrección del Mesías. 
Que el Hijo eterno de Dios asume una historia humana significa que asume la libertad, la temporalidad, la necesidad y capacidad de decisión, la tentación, la ignorancia del futuro, la relación con los demás, la comunidad biológica y racial, las tradiciones de un pueblo, el lenguaje de un pueblo. Todavía más, Jesús no sólo asume una historia humana; hace suya la historia de un pobre, entra en la historia de los hombres situándose entre los pobres y desclasados. Históricamente el Hijo de Dios asume la condición de pobre entre el pueblo de los pobres.

La encarnación es un proceso que culmina en la resurrección de entre los muertos. El centro de nuestra fe cristiana (...) es la historia de Jesús como historia de Dios con nosotros. La resurrección de Jesús no es desencarnación ni deshistorización; es culminación de su encarnación en el mundo, plenificación de su ser-para Dios y para-los demás."

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Hna Elena Romero

por Hna Elvira Gómez

"Cuando la veo en la Parroquia de Santa Rosa, distribuyendo la comunión como Ministro de la Eucaristía, pienso en la transformación que opera la gracia en el interior, que se trasunta en una serenidad apacible.
Porque Elena, por una dolorosa situación familiar, tiene una agresividad latente que se expresa ante el menor estímulo; ya superada, por lo que ahora puedo percibir.
Vino de Santiago del Estero donde estaba su familia -que ahora vive en Buenos Aires cerca de la Capital- y llegó a una casa de familia de Palermo en las cercanías de la Parroquia de Santa Elena donde conoció a las Hermanas Auxiliares.
Estuvo en varias comunidades viviendo sencillamente y haciendo lo que estaba a su alcance.
Pero, en Santa Rosa de Lima, realiza una obra irreemplazable visitando y llevando la Comunión a los Geriátricos  de la zona y a los enfermos del Sanatorio y Centro Médico, que lo soliciten en la parroquia.
Muy ponderada fue su acción pastoral por el P. Oscar Ojea, anterior párroco, quien comentó con asombro la preparación que notaba en los enfermos que atendía Elena.
Por eso, tuvo el gran gozo de recibir la visita de ese sacerdote que se acercó a saludarla en el día en que cumplía sus 50 años de Vida Religiosa. Es que ella ama entrañablemente a los sacerdotes y no permite ningún comentario ni aún opiniones verdaderas que pueden darse en la actividad conjunta.
De un corazón grande y sensible se "apropia" de los dolores ajenos y busca de alguna manera remediarlos.
El Señor que conoce los corazones y ve la buena voluntad de los que desean seguirle fielmente , la va transformando mostrándole que esa palabra "abandono" que la acicateó tanto tiempo, es parte de la condición humana, como pudo comprobarlo en tantos y tantos ancianos y enfermos que visita y puede aconsejarles la aceptación y el perdón que plenifica.

Su pascua fue el 1 de noviembre de 2013

viernes, 27 de octubre de 2017

Iglesia y megaminería

de la Diócesis de Neuquén:

Compartimos algunos estudios y documentos públicos de la Iglesia sobre el tema de la Megaminería. Uno es de "Misereor", que es una organización solidaria de la Iglesia Católica Alemana. En 2011 publicó un estudio amplio sobre la situación de la megaminería y la afectación de las comunidades a nivel mundial. Compartimos algunas de las conclusiones de este estudio. En la segunda parte ofrecemos la voz y preocupación del magisterio de la Iglesia sobre la megaminería.



"...en lugares que hasta ahora nunca tuvieron que ver con la minería aparecen de pronto empresas extranjeras con grandes máquinas, para explorar yacimientos minerales y posteriormente extraer plomo, oro, cobre, uranio, plata, molibdeno u otros minerales. Conflictos sociales, daños ecológicos y graves violaciones de los derechos humanos son algunos de los efectos paralelos negativos (...) Los movimientos de tierra de una mina moderna a cielo abierto son de dimensiones gigantescas. Las excavadoras de las grandes empresas mineras acaban con montañas enteras, bosques, humedales y fértiles tierra de cultivo. (...) La destrucción de grandes espacios naturales causa terribles estragos en las cuencas hidrográficas, de modo que en todas las regiones mineras se observa una creciente y gravísima escasez del agua. También para lavar los minerales de la roca se requieren enormes cantidades de agua, lo cual contribuye a la escasez. (...) A ello se agrega la contaminación de las aguas causadas por los metales pesados de la minería. Más de 240.000 km2 de la superficie del planeta sufren una contaminazión generada por minas abandonadas o sin un proceso de cierre apropiado. Decenas de miles de kilómetros de las aguas corrientes del planeta son contaminados por los drenajes ácidos de las minas abandonadas.
La generación de agua ácida por los relaves de las minas -el llamado drenaje ácido de minas- representa uno de los mayores desafíos para la industria minera. Las propias empresas mineras reconocen que actualmente no existe para ello ninguna solución integral. (...) Muchos minerales deben lavarse para extraer su contenido, y a menudo este lavado requiere el uso de químicos altamente tóxicos como el cianuro o el mercurio. Si estas sustancias tóxicas llegan al medio ambiente, causan un gran daño. Si bien las empresas mineras con frecuencia afirman que ejercen el debido control sobre estos peligros, una mirada a los hechos revela algo muy distinto: en los últimos diez años, se han producido numerosos accidentes graves en yacimientos mineros. (...) El peligro de accidentes crece en los países sujetos a un fuerte riesgo sísmico (...) o también en las regiones con volcanes activos. Cuando un proyecto minero finaliza después de unos 20 o 30 años, atrás quedan gigantescos cráteres y pasivos ambientales peligrosos que perjudican el paisaje. Precisamente en los países en desarrollo, los temas de propiedad y responsabilidad legal a menudo no ha sido reglamentados con claridad, de modo que al final nadie desea asumir responsabilidad por los daños ambientales. No es raro que las empresas nieguen toda responsabilidad, no reconozcan su participación en los pasivos ambientales causados o se declaren en quiebra, mientras esconden su patrimonio o prosiguen sus actividades a través de otras empresas".
La minería en los Países en Desarrollo, Documento de Posición, Misereor 2011






CARTA DEL PAPA FRANCISCO 
a los participantes en el Encuentro sobre las repercusiones 
de la explotación minera:

"que se escuche el grito de tantas personas, familias y comunidades que sufren directa o indirectamente por las consecuencias a menudo, demasiado negativas de la minería
  • un grito por la tierra perdida;
  • un grito por la extracción de riquezas del suelo que, paradójicamente, no ha producido riqueza para las poblaciones locales que siguen siendo pobres;
  • un grito de dolor en respuesta a la violencia, a las amenazas y la corrupción;
  • un grito de indignación y de apoyo por las violaciones de los derechos humanos, discreta o descaradamente pisoteados por cuanto respecta a la salud de las poblaciones, por las condiciones de trabajo, a veces por la esclavitud y la trata de personas que alimenta el trágico fenómeno de la prostitución;
  • un grito de tristeza e impotencia por la contaminación del agua, del aire y del suelo;
  • un grito de incomprensión por la carencia de procesos inclusivos y del apoyo de las autoridades civiles, locales y nacionales, que tienen el deber fundamental de promover el bien común (...)
Todo el sector minero está indudablemente llamado a efectuar un cambio radical de paradigma para mejorar la situación en muchos países.
Ciudad del Vaticano, 17 de julio de 2015
__________________________________________________________



"La tarea más importante que debemos asumir hoy es defender la Madre Tierra, la casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente. La cobardía en su defensa es un pecado grave (...) Los Pueblos y sus movimientos están llamados a clamar, a movilizarse, a exigir -pacífica pero tenazmente- la adopción urgente de medidas apropiadas. Yo les pido, en nombre de Dios, que defiendan la Madre Tierra".
El Papa Francisco a los 
Movimientos Populares en Bolivia, 9 de julio 2015
____________________________________



"No creemos que la industria minera sea una buena opción para lograr el desarrollo del país. Conclusión que sacamos luego de analizar la situación de deterioro ambiental provocado en otros países. por eso exigimos que las comunidades afectadas sean ampliamente consultadas, sin que se les manipule (...) no podemos callar cuando vemos que en un futuro muy cercano, de seguirse el tipo escogido de explotación de metales a cielo abierto, se abatirá una catástrofe ecológica de dimensiones imprevisibles, con fatales consecuencias para la vida, la salud y la dignidad de nuestro pueblo. (...) Exhortamos respetuosamente a las autoridades respectivas a que no den más concesiones de licencias de exploración minera; que la actual ley de minería sea revisada y reformada, que se aplique concienzudamente el Convenio 169 de la OIT (...) Invitamos a todos los católicos del país y a los hombres y mujeres de buena voluntad que quieren una patria en paz, en libertad y en solidaridad, a construirla mediante un compromiso activo por el bien común".
Conferencia Episcopal de Guatemala
 27 de enero 20075


"No nos oponemos a la actividad minera en sí, que en determinadas condiciones y con determinadas tecnologías suministran muchos bienes necesarios para el funcionamiento del sistema económico y social del país. Nos oponemos a la megaminería o minería a cielo abierto, con uso de explosivos  y de insumos tóxicos cuyo poder de contaminación y producción de desechos, traen efectos devastadores de los bienes naturales como el agua, el suelo, el aire, y la luz. Bienes esenciales a la vida humana y al adecuado desarrollo de la misma en armonía con la naturaleza. Bienes a los que tienen derecho cada persona y todas las generaciones tanto actuales como futuras".
Mons. Virginio Bressanelli, 19 octubre 2009

miércoles, 11 de octubre de 2017

Un día como hoy...

"El 11 de octubre de 1925 es ordenado sacerdote por Mons. Francisco Alberti, obispo de La Plata, , en la Capilla privada de ese Obispado. La celebración no se realizó en Buenos Aires debido a graves conflictos en el gobierno de la Arquidiócesis.
No podemos imagina, pero sí intuir lo que significó para Rodolfo Carboni la unción sacerdotal. Años de búsqueda quedaban sellados por las conmovedoras palabras del Salmo:
                             Tú eres sacerdote para siempre.
Sí, Rodolfo será presbítero para siempre, sacerdote para toda la vida; pensará como sacerdote, amará como sacerdote, actuará como sacerdote.Su persona impregnada por el orden sagrado se manifestará en un mundo y en una Iglesia que se perfilan por momentos quietos y conformistas, y por otros, con cambios y desafíos.
La época lo va a convocar a pronunciar su palabra llena del evangelio y estimulará su espíritu para un pastoreo ardoroso, cercano, buscando nuevas formas, nuevos métodos y maneras".

de "Padre Rodolfo Carboni varón de fuego", Hna Graciela Laino

8vo día... falta poquito!

miércoles, 4 de octubre de 2017

Nos preparamos para celebrarla...

A nuestra querida Hna Lucía Gil Elizalde, con estos sencillos días de oración. Nos ayudaron en la preparación Lilian Bustos y Carlos Grosso de la Comunidad de Guadalupe, en Plottier-Neuquén.


lunes, 18 de septiembre de 2017

Hna Victoria Márquez

Por Hna Elvira Gómez APSM

"Hoy vino a tomar el desayuno después de la Misa en la Parroquia de Santa Rosa en donde nos encontramos y al notar la misma simplicidad que le conocí -cuando estuve en Capitán Sarmiento- expresada en "media lengua" rápida, esquiva, me llevó a hacer esta semblanza.
Pequeña, arrugadita, mostrando en su caminar y posturas el malestar de sus huesos, su cruz desde joven, porque supe que había estado mucho tiempo inmovilizada en cama antes de entrar en la Congregación.
Una operación, cuando estaba en la casa de 9 de Julio corrigió bastante su mal. Y fue allí, también, donde con gran esfuerzo de su voluntad y el estímulo de las hermanas pudo lograr su certificado de estudios primarios.
Cordobesa, aunque no guarda su acento, escapa en algunas vacaciones a su provincia a visitar a los suyos. Y sólo algunos días porque su responsabilidad como coordinadora de la cocina en la Casa General, la siente "muy suya", no exenta de un celo afectivo -a veces no compartido por todas- que la lleva a no dar recetas: la espontaneidad, la improvisación, del que posee ese arte se lo permite, tal vez.
Porque arte para la cocina y repostería lo tiene y nada común. Hasta en el detalle de la preparación del mate, por el que recibió el elogio del mismo Padre Carboni cuando dijo, en una de sus visitas al interior: "Si está Victoria, que lo prepare ella"...
En un año y algo más que conviví en la Casa de Capitán Sarmiento, conocí su sensibilidad, su afecto y esmero para proporcionar a Juliana -una Hna que sufría de estrechez de esófago- lo que pudiera aliviar su mal.
Y recuerdo que allí, el Párroco español, muy singular y tan llevado a expresar en refranes las situaciones que vivía, la llamaba a Victoria el "huroncito" de la comunidad, con todo cariño, observando que, apenas dejaba el termo para el desayuno, en un giro rápido, escapaba sin dejar rastro...!
Hoy, porque conocí a los dos, me sonrío, pero reconozco que fue una expresión cabal, pintoresca y llena de afecto.
Actualmente, de la Parroquia de Santa María a la que pertenece la Casa General, es enviada a visitar algunos de los numerosos Geriátricos de la zona y, seguramente, podrá expresar esa calidez para comprender y aliviar el dolor del otro, con la nobleza de sentimientos que todas le conocemos.
Pero, lo que nunca creí es que pudiera dejar la Casa General, para ser trasladada a Cervantes, localidad del Sud de la Rca. y gozar de la felicidad de una joven comunidad a la que alienta con su experiencia y fecundo silencio, para mantener la esperanza en ese jalón de tierra argentina que, al no haber recibido el Mensaje, se torna indiferente y sólo valoriza el trabajo productivo.
¡Riqueza de la obediencia religiosa!

 llegó a la Casa de Dios PadreMadre el 18/09/20013
gracias por la ofrenda de tu vida!!!

jueves, 7 de septiembre de 2017

Cristianos sacerdotes

"Cristo, sumo sacerdote y único mediador, ha hecho de la Iglesia "un pueblo de sacerdotes para su Dios y Padre" (Ap 1,6; cf. Ap 5,9-10; 1 Pe 2,9). Toda la comunidad de los creyentes, el conjunto de los bautizados, es sacerdotal.

Por los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación los seguidores de Jesús son "consagrados para ser (...) un sacerdocio santo" (LG 10).

Los laicos también ejercen su sacerdocio al santificarse en todo lo que hacen y al ayudar a otros cristianos a ser santos. Nos dice la Iglesia que todos los laicos tienen la misión de consagrar el mundo, al participar del sacerdocio de Jesús (LG 34).

Lo esencial a todo sacerdocio, que depende de Cristo, es el compartir la vida, el amor, y la libertad, a través de compromisos a favor de la humanización.

El sacerdocio, que reciben los laicos en el Bautismo, y el sacerdocio ministerial, que reciben algunos, son distintos pero inseparables. El de los fieles es previo y más importante: es un sacerdocio que los hace partícipes del único sacerdocio mesiánico de Cristo. Tan importante es el sacerdocio de los fieles que el sacerdocio ministerial está a su servicio.
Por lo tanto, , esas moniciones litúrgicas, al iniciar una celebración, que dicen: "Pongámonos de pie para recibir al celebrante" son un absurdo, pues es la asamblea entera con el ministro, presididos por el Señor Jesús, son quienes celebran la liturgia."

Julián Riquelme o.p., en "Laicos y religiosos anuncian el Reinos de Dios" Revista Testimonio 2017

viernes, 1 de septiembre de 2017

NARRANDO COMUNIDAD AMANCAY


“Nosotros serviremos   al  Señor   nuestro   Dios´,
Y escucharemos   su Voz”
Josué  24 ,24 .

Animadas,   iluminadas, impulsadas, por este  texto  de la Palabra de Dios, vivimos  todo  lo acontecido   durante   el mes  de agosto,   que    demandó  mucha    entrega, mucha    paciencia,  mucho  esfuerzo confiando    totalmente   en   el  Señor.
El día  4 de agosto se  celebró el día   del Párroco.   Se realizó con la  celebración   de  la Eucaristía y luego una choripaneada, participaron   las cuatro   comunidades  de la parroquia  y se vivió  un clima   fraterno.
Ese mismo   día se   realizó  la jornada   de educadores  católicos,   tuvo   que participar  la  Hna.  Mónica, así que regresó  a las 16  horas.  
El   6  de agosto   día  de la Transfiguración    del   Señor  se celebró   la Fiesta Patronal  de  la diócesis  y de la ciudad.   Como ustedes saben    el Patrono   es Jesús. “San Salvador “ ; porque  la ciudad   se fundó   un día  de  Pascua.    Participaron   multitudes. Todo salió  hermoso. . . . .
El  5  de Julio   se  realizó  la  entronización   del   Señor.   Ese día  estábamos  invitadas   todas las comunidades religiosas /os. Después    de la Eucaristía   nos  hicieron   un hermoso   agasajo.  Participaron  las Hnas.  Marita   y Edit.
El 21  de  agosto celebramos   nuestra   Fiesta    Patronal    en  honor  a San   Pío   Décimo  Patrono de  los catequistas.   El  altar  para  el Santo   fue   preparado  bellamente por   dos   jóvenes   jujeños con   material de estas tierras: cañas,  plumerillos, aguayos,  vasijas  de terracota   que aquí   llaman ollitas , piedras, maíz y un telón de fondo con dos guardas   pintadas   en ambos    lados   y mucha iluminación.
El  11  de agosto   se  hizo   la entronización  que resultó   festiva  y  luego   comenzó   la novena.
San Pío visitó   las distintas   comunidades    de la  Parroquia   y algunos   sectores   del  barrio;    anduvo  bajo   la  lluvia   y con   otros   inconvenientes climáticos  pero  nada impidió    las peregrinaciones.    Las   mismas estaban  animadas   con cantos   y   el   rezo   del   santo  rosario.  Todas  las  comunidades  salieron   al  encuentro  para  esperarnos   y   fuimos   muy bien  recibidos,   aunque   de   distintas    maneras.    Una de  las comunidades  adornó  las calles   con  banderines  y nos  hizo    una acogida especial.
Algo  original  fue  la celebración  que  se  hizo  con  los  niños  del jardín de infantes  que lleva el nombre   del Santo.  A   continuación    se  hizo  la peregrinación    a otro   jardín donde   pudimos compartir  con  otros  niños   pequeños   que pusieron    una  nota   muy  linda.
El  20  de agosto   vísperas  de la  Fiesta   Patronal   después  de la Eucaristía ,  hubo   una cantata que  resultó  festiva,  y    no faltaron  las  empanadas  y otra   cosita  típica  del lugar  para compartir.
El   21 de agosto en  la celebración   principal  se convoco  a todas  las familias y niños  de  la catequesis, dado que estamos    en el año   de  la familia.

El  25, 26,  y  27  de agosto  se realizó   en  Tumbaya  (un lugar   hermoso) el   retiro   de  los adolescentes de  confirmación.  Las  temáticas  fueron  muy  buenas   y abordadas   con mucha   claridad.   Participó   la Hna.  Mónica.
El  26 de  agosto  la  Hna.  Marita  viajó  a  Salta para continuar  preparando  el  encuentro     nacional de las C.E.B.   que  se  realizará  en  Goya,  dado  que   ella  es  la   asesora   en  esta  área  de   la  pastoral   diocesana.
El 12  de  agosto  se  realizó  en  Río  Blanco  la  Asamblea  Diocesana  de  monaguillos.  Fue  muy  lindo  escuchar  el testimonio  de  algunos  de  ellos  que  participaron  en  la  misma. Eran  alrededor   de 1300  monaguillos. Participó   la  Hna.  Mónica.  
El  29  de agosto se hizo     la celebración  de  la  pacha   mama   aquí   en la  Parroquia.

Con el deseo de   continuar   con el  anuncio  de la  Buena Noticia   nos despedimos  con  un abrazo en  Jesús  Sumo  y  Eterno  Sacerdote.      
Edit., Marita  y Mónica     

domingo, 27 de agosto de 2017

Hna María Lucía Cazes

por Hna Elvira Gómez

"En la ciudad de Santa Fe, donde está radicada su familia, sintió el llamado y, seguramente, habrá conversado con Hnas Auxiliares de la Casa de ese lugar y decidido su ingreso a la Congregación.
Fue novicia en el primer tiempo en el que estaba Robina como Maestra. Cuando llegué yo, ya profesa, se quedó unos meses más y después fue enviada a distintos lugares que no recuerdo.
Muy inteligente, muy sensible, con aptitudes artísticas notables -de herencia familiar- ha luchado siempre y lucha con un temperamento muy difícil que le crea desarmonías en la Comunidad.
En el mismo Santa Fe, el Sr Arzobispo tuvo que interceder ante la Superiora General para que no tomara una resolución definitiva.
Estuvo en Reconquista y Tucumán donde trabajó con responsabilidad y, en esta última Casa, por providencia de Dios, encontró un médico experimentado que diagnosticó que el exceso de colesterol -400 y más- se debía a un problema personal, hasta entonces, desconocido.
Muy delgada, cuidándose siempre en su alimentación, no fue fácil descubrir esta complejidad.
Últimamente fue enviada a la Casa de Frías en Santiago del Estero y allí, fue para el párroco -un sacerdote joven- compañera para el diálogo inteligente y para reflexionar sobre las necesarias dificultades que surgían.
Pero, en la Comunidad de tres Hnas surgieron desavenencias y, con una pena muy grande y también por una exigencia familiar para atender a su hermana con cáncer terminal, se alejó de todo eso y llegó a su querido Santa Fe, a la Comunidad de Alto Verde, desde donde puede cumplir las dos funciones: la pastoral y la atención a la enferma.
El Señor, que conoce a fondo los corazones, coronará esta lucha que poco tiene de consciente, y le dará la recompensa a su fidelidad inquebrantable." 

Su pascua fue el 27 de agosto de 2014

martes, 15 de agosto de 2017

Asunta al cielo

Al contemplar a María en su Asunción, la Iglesias celebra a la Mujer que tuvo “parte con Jesús” hasta el fin. “Era necesario que la madre de la Vida tuviese parte en la morada de la Vida”, dice Germán de Constantinopla. La expresión “tener parte con” evoca una relación de afinidad, de proximidad, de cercana familiaridad: la encontramos en el diálogo de Jesús con Pedro durante el lavatorio de los pies: “Si no te lavo los pies, no tienes parte conmigo”, es decir, no participas de mi vida, no estás en comunión con mis opciones, con mi manera de ver y de vivir la vida.  En la primera carta a los corintios vuelve a aparecer aunque con un término diferente: “Fiel es Dios por quien han sido llamados a la koinonía (la comunión, la identificación…) con su Hijo Jesucristo (1 Co 1).
Esta manera de expresar los vínculos que se crean entre personas y que les hacen compartir la misma suerte y el mismo destino, puede servirnos hoy para adentrarnos un poco más en el misterio de la Asunción.
No olvidemos que de “las cosas de Dios” (como de tantas cosas humanas…), sólo podemos hablar con metáforas, con imágenes, con torpes aproximaciones y tanteos; y por eso, al decir “asunción”, queremos referirnos al resultado final, al momento definitivo, a la culminación de un proceso. Pero la meta supone siempre un camino, el fruto ha tenido una larga maduración en el árbol, la piedra preciosa ha cristalizado lentamente durante miles de años en la hondura de la roca.
Por eso la asunción de María nos invita, no sólo a alegrarnos de que sea ella la primera en “tener parte” en la gloria con su hijo resucitado y adelantar la fiesta en que todo el cosmos será también transfigurado al concluir su impulso ascensional, es también una invitación a fijar la mirada en el proceso que la llevó hasta ahí, en el recorrido a través del cual una mujer de las nuestras fue teniendo parte, de una manera gradual y cada vez más intensa, en la suerte de Jesús.
Podemos emplear para ello la táctica del pintor de iconos que pintaba la Navidad de una manera muy particular.
Así nosotros, al mirar a María en su Asunción, estamos llamados a mirarla en las etapas aún oscuras en las que se fue estando su koinonía, su comunidad de vida con Jesús. A lo largo de todas ellas la mejor discípula fue aprendiendo a entender lo que era el Reino y a apasionarse por él y, como buena tierra, fue acogiendo la semilla y dejándola germinar en su interior hasta dar el ciento por uno.
“Tener parte” con Jesús supuso para ella todo un trabajo de confrontación entre la vida extraña de su hijo y la Palabra que ella escuchaba en su corazón.
“Tener parte” con él significó ir encajando lentamente tantas cosas incomprensibles: un nacimiento en la intemperie, una infancia y juventud escondidas, los comienzos de una predicación insólita, las sanaciones, los enfrentamientos, el entusiasmo incondicional de sus seguidores, el torbellino de odio de sus detractores que lo arrastraría hasta la muerte.
“Tener parte” con él debió suponer el ir descubriendo, con asombro, que si hijo no le pertenecía a ella sino al Padre del cielo y a sus cosas; y que su madre y hermanos eran también todos los que se apiñaban para escucharlo.
“Tener parte” con él tuvo que incluir el ir acostumbrándose a sus preferencias tan provocativas, a su radicalidad tan extrema, a sus promesas atrevidas, a su amor desmesurado hasta el fin.
Jesús y el reino fueron “asumiendo” a María poco a poco a lo largo de su vida entera; y lo que hoy celebramos es el éxito final de una obra a la que ella consintió, colaboro y se entregó en plenitud.
Con palabras de otro Padre de la Iglesia podemos proclamar:
“Vengan ángeles a la fiesta,
preparémonos para la danza
y para hacer resonar de cánticos la Iglesia,
con ocasión del ascenso del arca de Dios.
El cielo abre hoy de par en par su seno
para recibir a la que
ha engendrado al inmenso;
la tierra, al recibir la fuente de la vida,
se cubre de bendición y belleza.
Los ángeles forman
un coro con los apóstoles
y miran con reverencia a la madre
del rey de la vida
que pasa de una vida a otra.
Postrémonos todos delante
de ella y roguemos:
Reina, no olvides a quien está unido a ti
por parentesco y festeja con fe
tu santa dormición.”
                                                                        Teófanes de Jerusalén



DOLORES ALEIXANDRE, rscj, Hacerse discípulos una atracción del Padre, Ed Claretiana 2007, pp 123-126

viernes, 21 de julio de 2017

Hna Zulma Arzuaga

por Hna Elvira Gómez

Sin concluir sus estudios en la Facultad de Química, mientras ejercía como docente en los Colegios Secundarios de su ciudad, Curuzú-Cuatiá, provincia de Corrientes, Zulma sintió el llamado de Dios, podría decirse "a la hora de Nona".
Conoció a una Auxiliar Parroquial, Élida, y en el trato esporádico -ella estaba en Monte Caseros- se dio cuenta que ésta era la Congregación que le proponía lo que ella aspiraba.
De una familia de buena posición, con campos para hacer fructificar, vivió su niñez y juventud cultivando las virtudes de sencillez, rectitud y franqueza -son sus cualidades- que da el contacto con la naturaleza y la vida en el caserón que acoge a tíos, primos y amigos en el espíritu familiero de los vascos.
Cuando falleció su padre, el hermano quedó al frente de la heredad. Ella ya estaba en Moreno y fue allí donde recibimos por un radio aficionado la noticia dolorosa. Pudo viajar en avión, con su tía para llegar al final de las exequias.
Su estadía en el Noviciado fue tranquila, pacífica, sin inconvenientes por los años y vida que la precedían frente a las jóvenes a quienes sirvió más bien de compañía y apoyo cuando lo exigían los exámenes, tanto en el secundario como en el Instituto de Catequesis y Teología en Morón. Ella, con las mayores, cursó el 2º nivel.
También actuó eficazmente en la Parroquia de Moreno, con las charlas pre-bautismales y pre-matrimoniales y catequesis en los barrios adyacentes.
Con el tiempo, después de haber pasado por comunidades, fue elegida como Tesorera General y vivió en la Casa General, también como Animadora de la comunidad de mayores, a quienes atendió con delicadezas de caridad y de jóvenes que en ese período estudiaban a nivel terciario.
Todas la quisieron mucho, y para María Delia Superiora General, fue un apoyo muy grande, sobre todo en ese período de la construcción de la Casa General, por el entusiasmo y y también la desazón por los aportes de Adveniat que no alcanzaban y los altibajos de la venta de los terrenos de Moreno, para saldar las deudas.
Ahora, en Vera -Santa Fe- donde antes estuvo, anima la Comunidad ejerciendo las virtudes ante dichas, por exigencias de las personas y de la pastoral social multiplicadora que, muy bien llevada, presenta como es obvio, dificultades y exigencias grandes.

Su pascua fue el 21 de julio de 2016

lunes, 17 de julio de 2017

Camino Carboniano

PRIMER  MOMENTO. LA FAMILIA CARBONI


Rodolfo Carboni nació en el seno de una familia trabajadora.
Su padre  Luis Carboni, entrerriano, proveniente de una familia italiana, que se estableció en la ciudad de Gualeguay; su madre María Venturini, natural de Capital Federal, cuya familia era de Rosario del Tala. Contraen matrimonio religioso, en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, de Rosario del Tala, Entre Ríos, el 19 de agosto de 1886.  Luis y María seguramente habrían soñado su hogar como muchas familias argentinas, trabajadoras y sencillas. Una familia como tantas de fines del siglo XIX y principios del XX, que buscaban discretamente progresar y dar a sus hijos una buena instrucción.
Rodolfo nace en Buenos Aires el 17 de noviembre de 1896, viviendo luego en Rosario del Tala (Entre Ríos). Fue bautizado el 7 de marzo de 1898, en la Parroquia Ntra. Sra. Del Rosario, de la ciudad antes mencionada,  según consta en  el Acta de Bautismo. Era el cuarto cuarto de 7  hijos: María del Rosario, José, Virgilio, Rodolfo, Armanda, Alberto, Delia.
Sus padres establecen la familia en Buenos Aires, frecuentando Rosario del Tala muy a menudo.
Su padre era ferroviario, actividad ésta que llevó a la familia a vivir algunos traslados, desarraigos y adaptaciones.
 No contamos con demasiados datos acerca de su infancia; sin embargo podemos deducir conociendo años después su personalidad, que seguramente se trató de un niño vivaz, inteligente, escudriñador; de mirada directa, leal en sus actitudes, y con una franqueza que lo distinguiría.
La cotidianidad de la vida familiar seguramente alimentó su corazón ardoroso y apasionado, forjando su personalidad en lo natural de una vida sencilla.
Termina la Escuela Primaria a la edad de 12 años, el 30 de noviembre de 1908, en la Escuela Número 10 del C.E. 2, dependiente del Consejo Nacional de Educación. (Extractado de “Varón de Fuego”)

Texto Bíblico: Lc 2,39-40

Qué  valores nos ayudan a vivir la fraternidad en nuestros grupos y comunidades
 
Oración comunitaria
Señor de la vida escúchanos

  • Por las familias, especialmente por aquellas más necesitadas.
  • Por las familias que emigran de otros países.
  •  Por los niños abandonados y en situación de calle.



Gesto
Visitar a las familias, recordando las palabras de Lucía Gil Elizalde: “Como María llenémonos de Dios para visitar a nuestros hermanos. María es el modelo de toda visita cristiana.”


SEGUNDO MOMENTO – CONVERSIÓN DEL JOVEN RODOLFO

Cuando contaba con alrededor de 17 años, le ocurre a Rodolfo un hecho significativo: Seguramente fue en una charla de amigos; un comentario; un “por qué no venís”; una invitación hecha al salir del Colegio; mientras estudiaba; o en alguna esquina del Barrio. En una de esas conversaciones juveniles  que aparentemente no traen mucho, pero que están destinadas a marcar un antes y un después en las vidas de las personas.

Fue un amigo que invitó a Rodolfo a frecuentar la Parroquia de la Inmaculada Concepción, a la cual pertenecía. Pronto el Evangelio empezó a cautivar su corazón y a tocar las fibras más hondas de su ser. La persona de Jesús se le fue revelando con tal fuerza que fue para el joven Rodolfo un polo de atracción fascinante. Es así como deseó unirse a Cristo y a los 17 años hacer su Primera Comunión.
La hoguera estaba encendida; sus llamaradas ardían y se levantaban dentro de este corazón, que en la Buena Noticia de Jesús, encontraba el sentido de su vida.
Las verdades evangélicas se le presentaban como una propuesta vivificante, iluminadora y totalizante; ser apóstol de estas verdades era ahora su cometido. (Extractado de “Varón de Fuego”)

Texto Bíblico: Jn 1,43-49
 
Qué  notas de este Carisma Sacerdotal y Mariano nos ayudan a Seguir a Jesús, desde un Amor totalizante,  que da sentido a nuestras vidas. 

Oración comunitaria:

Que tu Amor Señor nos envuelva:
  • Para descubrir tu paso en nuestras vidas
  • Para dejarnos conmover por el rostro del hermano y de la hermana
  • Para sentir tu fidelidad y responderte con la nuestra


Gesto
Escribir esas notas que nos ayudan y ponerlas en un lugar visible de nuestra casa.

TERCER MOMENTO – SU COMPROMISO LAICAL

El Padre Serafín Protin, religioso asuncionista llevado por su celo y por su carisma congregacional atrae a jóvenes a quienes nucleará en reuniones de formación cristiana. Entre ellos se encuentra Rodolfo Carboni que toma contacto con la Familia Asuncionista hacia los años 1915 y 1916 cuando contaba alrededor de 20 años
En lo profesional, Rodolfo  elige la carrera de Abogado donde poder llevar adelante sus sueños y sobre todo aquel acento tan propio de su personalidad: buscar la verdad, decir la verdad, defender la verdad. Se inscribió entonces en la  Carrera de Derecho en la Universidad de Buenos Aires.
Como joven universitario ingresa en el Movimiento Social Cristiano, de la Liga Demócrata Cristiana, que lleva la impronta del Padre Grote con una relevante acción social. Allí en los centros de estudio recibirá una formación sistemática semanal, que comprendía la asistencia a reuniones, debates; estudio sistemático de los documentos del Magisterio y la difusión de ese estudio a través de la palabra oral y escrita. La actividad de Rodolfo por ese entonces estará ligada a ayudar a la formación de Sindicatos y a ser orador en las Conferencias Populares que tenían por objeto una defensa apologética de la Iglesia e irradiar el Mensaje Social Cristiano Todas estas experiencias van forjando una personalidad polifacética, dinámica, comunicadora. Le interesa la realidad en que vive, los desafíos de la época; comprende que el Evangelio y la religión no son ámbitos que se reducen  a lo estrictamente personal y privado. Y sobre todo es de destacar su entusiasmo; su inquebrantable entusiasmo; esa conciencia clara de ser un hijo amado de Dios, un cristiano, un misionero. (Extractado de “Varón de Fuego”)

Texto Bíblico: Mt 28,16-20

Reflexionar sobre nuestra inserción en los campos sociales, pastorales, eclesiales en orden a profundizar nuestra presencia y misión.

Oración comunitaria

Señor enséñanos a amar la  verdad y a expresarnos con valentía

  • Señor enséñanos a construir lazos de comunión en nuestra familia, comunidad, en el trabajo y en nuestra Patria. Oremos.
  •  Señor que sepamos involucrarnos como ciudadanos, para construir entre todos una Patria de hermanos. Oremos
  •  Señor que seamos conscientes de nuestra misión, para responder a cada desafío. Oremos.


Gesto
Tendremos un gesto, una palabra, una acción en los que se exprese mi corazón de discípulo-misionero en el lugar donde se desarrolla mi vida.


CUARTO MOMENTO – VOCACIÓN SACERDOTAL

Rodolfo, joven de un intelecto vivaz y escudriñador, posee por sobre todo un corazón apasionado, ardoroso, con capacidad para conmoverse, y de una sensibilidad “amorosamente” varonil.
Rodolfo, universitario, está en esa edad propia donde se busca vivir de grandes amores; donde se desea encontrar un rostro; escuchar una voz; reposar en otro; vivir de una intimidad fecunda; abrirse y prodigarse sin retaceos, sin mezquindades, ni miedos.
Y desde esta realidad comienza a descubrirse en su conciencia un rostro, unos ojos. ALGUIEN lo atrae irresistiblemente; ALGUIEN lo seduce; lo busca; pronuncia su nombre; ALGUIEN lo enamora, y no hay rincón en su persona en que no se escuche  el eco de esa voz.
Es la presencia de CRISTO que ha puesto sus ojos en este muchacho inquieto. Es Jesús de Nazareth, el Resucitado, que lo invita también a él, como lo hizo en la lejana Galilea, a echar las redes en otros mares.
Entonces surge en Rodolfo aquella pregunta secreta, honda, trascendente; una pregunta que lo hará vibrar, cuestionarse; una pregunta que se impone audaz y provocadora.
¿Por qué no entregar mi vida totalmente a Jesús; por qué no seguirlo para siempre, llevando el Evangelio a todas partes? ¿Por qué no renunciar a todo, dejarlo todo por Cristo y la Buena Noticia?Y acepta el reto; apasionado por Jesús pronuncia el SI liberador, fresco y juvenil que llena su corazón. No hay barreras que puedan impedir tal decisión, ni siquiera la muerte de un hermano suyo en los momentos de su opción.
Rodolfo ha descubierto “la perla”, “el tesoro escondido”; él ya ha puesto la mano en el arado, y no mira para atrás, ni  se entretiene en el camino.
Todas sus búsquedas ya tienen una orientación, un cauce; el entusiasmo convive entonces con la paz del espíritu; el ardor con la serenidad. (Extractado de “Varón de Fuego”)
Discierne entre ser religioso o sacerdote; se decide por esto último, debido a las demoras que significaba hacer el Noviciado en la Europa de la post-guerra. La prontitud será el sello de su personalidad sacerdotal.
En 1921 ingresa en el Seminario Metropolitano de Buenos Aires, a los 25 años.

Texto Bíblico: Is 6,1-8

¿Qué nos ayuda a seguir descubriendo a Jesús y Su Proyecto?  ¿Lo  vivimos como llamada – invitación?

Oración comunitaria
Señor escucha nuestra oración

  • Para que descubramos nuestra vocación de pueblo sacerdotal, misionero y oferente. Oremos.
  • Para que los sacerdotes sean en verdad pastores en medio de la gente, al modo de Jesús. Oremos.
  • Para que en comunión, laicos y sacerdotes, podamos encontrar los mejores caminos para la misión evangelizadora. Oremos.


Gesto
Buscar actitudes que ayuden a dialogar y construir comunidades laicos/as, sacerdotes, religiosos/as.




QUINTO MOMENTO – SACERDOTE EN LAS PARROQUIAS SAGRADA FAMILIA DE SAAVEDRA Y SAN LORENZO EN ALMAGRO.

Atendiendo a su espíritu inquieto e innovador se le concede la iniciación de la Parroquia de Sagrada Familia, del Barrio de Saavedra. Y aquí lo vemos a Rodolfo Carboni, que imitando la austeridad del Santo Cura de Ars, cuya vida leía y meditaba, conformarse con dos piezas, sin comodidades, en un barrio lleno de baches y lagunas.
Nada lo detiene. Sale a buscar a sus fieles; organiza procesiones; atraviesa todo el territorio de su Parroquia.
Llevado por su fuego apostólico, pone en juego su experiencia adquirida como orador en las Conferencias Populares cuando militaba en el Movimiento Social Cristiano. Es así como levanta tribunas, manifiesta abiertamente la fe junto con otros jóvenes, defiende la causa de Jesucristo frente a los ataques anticristianos. (Extractado de “Varón de Fuego”)

En 1932 y hasta 1937, el Padre Carboni es Párroco de la Parroquia San Lorenzo, en el barrio porteño de Almagro. Aquí también desarrolla una intensa actividad levantando el templo, construyendo el salón parroquial, proveyendo a la comunidad de consultorios médicos, jurídicos y farmacia, academias de corte y confección y labores.
Animó la vida cristiana con las Congregaciones Marianas para niños y jóvenes; distintas ramas de la Acción Católica, los Círculos Católicos de Obreros y constituyó la Junta Parroquial. (Extractado de “Varón de Fuego”)

Textos Bíblicos: Lc 6,20-21 - 2 Tim 4,2

¿Cuáles son los lugares y situaciones marginales que nos convocan a diario y que nos encienden en la entrega, la oración  y la misión?

Oración comunitaria

Queremos servir allí, Señor
  • En medio de los más necesitados
  • Entre los rostros heridos por el alcohol, la droga y la adicción en general
  • Entre los trabajadores y trabajadoras que ganan apenas  para su sustento y entre quienes ni siquiera llegan a tenerlo.
  • En medio de las familias que luchan cada día por mantener los valores


Gesto
Salir al encuentro de estos hermanos con una actitud cordial, llena de esperanza.


SEXTO MOMENTO – SACERDOTE EN LA
PARROQUIA SANTA ROSA

A partir del 7 de julio de 1937, Rodolfo Carboni es Párroco de la Parroquia Santa Rosa de Lima hasta el 26 de julio de 1960, día de su fallecimiento.
Fueron 23 años riquísimos, colmados de la fecundidad apostólica de este Sacerdote que se dedicó con ahínco a trabajar en las insituciones parroquiales, formando también aquí las Ramas de la Acción Católica, los Círculos Católicos de Obreros, constituyendo además la Junta Parroquial. Es de destacar que en esta Parroquia, ubicada en el poblado barrio del Spinetto, el Padre dio una amplia participación a los laicos y a los jóvenes, y una delicada preocupación por los pobres lo movió también a impulsar una actividad apostólica hacia los “conventillos” que estaban dentro de la jurisdicción.
En estas acciones lo vemos adelantarse en opciones que más tarde la Iglesia va a realizar: “el protagonismo de los laicos” y “el amor privilegiado y no excluyente hacia los pobres”. (Extractado de “Varón de Fuego”)
  
Texto Bíblico: Mt 9,35-38

Reflexionar sobre la actitud oblativa en nuestra misión, en los ámbitos parroquiales, sociales, barriales.

Oración comunitaria
Recordemos en oración que:

La entrega de Jesús “es una llamada a que también sus seguidores podamos unirnos a este dinamismo de entrega, desde lo que somos y tenemos, ofreciendo nuestras vidas, con sus tiempos y esperas; nuestros cuerpos y nuestras sangres,  con lo que tienen de herencia y de proyecto, con sus vinculaciones y relaciones, con sus logros y no logros
Será entonces el nuestro un sacrificio espiritual, porque movido por el Espíritu Santo tendrá la sustancia del amor; el colorido de una oblación gratuita que dará sentido a la cotidianidad, a la historia, a nuestros quehaceres, nuestros silencios y quietudes. Una oblación por los Sacerdotes, por la Iglesia, las comunidades, el pueblo, el mundo.” (Con Corazón Sacerdotal)

Gesto
Nombrar aquellas situaciones que nos producen sufrimiento y entregarlas a Jesús.




SÉPTIMO MOMENTO -  FUNDADOR DE UNA CONGREGACIÓN

Un hombre de la talla del Padre Carboni no podía dejar de crear algo nuevo; algo inédito tenía que salir del espíritu inquieto de este sacerdote.
La realidad y las necesidades lo conmueven; él es un apasionado desafiado por la Iglesia y la sociedad en que vive.
Ya en el Seminario había soñado con la creación de una Congregación Religiosa, sueño que sigue perfilándose en la Parroquia de Sagrada Familia, en el Barrio de Saavedra. Una situación de inundación lleva al Padre Carboni a pedir ayuda a las Religiosas de su Parroquia, quienes no pueden satisfacer la demanda porque “es de noche y lo prohíble la Regla”.
Desde allí aparece más clara la idea, tomando cuerpo en la Parroquia de San Lorenzo: una Congregación Religiosa Femenina estrechamente vinculada a la Parroquia y al ministerio sacerdotal, sin obras propias, porque la obra será la de la Iglesia misma. Las llama “Auxiliares Parroquiales de Santa María”.
Carboni ama a la Iglesia; siente que debe contribuir a su belleza, por ello se anima a adornarla con un carisma, una espiritualidad  que nace del Corazón Sacerdotal de Jesús; un carisma profundamente enraizado en la Encarnación de Cristo y eminentemente eclesial.
Una Espiritualidad primero vivida por él; profundizada en la oración, en la meditación y experimentada en el ardor apostólico. Una espiritualidad legada a un Instituto Religioso, que imitando el estilo de Jesús, vivirá todo en “clave sacerdotal”: rezará, ofrecerá, evangelizará, en unión a Jesús Sacerdote, tratando de experimentar sus sentimientos y actitudes; comprenderá las exigencias del ministerio sacerdotal y allí estará para colaborar con él abnegada y eficazmente; palpitará con las comunidades cristianas para que ellas vayan descubriendo que son fundamentalmente un pueblo sacerdotal, también él oferente. (Extractado de “Varón de Fuego”)

Texto Bíblico: 1 Pe 2,9

Qué aspectos de vitalidad evangélica, sacerdotal y profética descubrimos en las raíces fundaciones de esta Familia Carismática

Oración comunitaria
Respondemos:
Dános Señor un corazón sensible

  • Para que nuestra memoria nos permita saborear el testimonio que nos dejara el Padre Rodolfo Carboni.
  • Para mantener viva la llama de la entrega, como nos lo enseñara la Hna. Lucía Gil Elizalde.
  • Para sentir que estamos en comunión con las Hermanas que ya están gozando con el Señor.


Gesto
Coloquemos visiblemente fotos de la Congregación, fotos con las comunidades barriales - cristianas, documentos de las APSM antiguos, otros recuerdos, que nos evoquen nuestra rica tradición.




OCTAVO MOMENTO -  RODOLFO CARBONI EN LA CÁRCEL

La voz de Carboni con su acostumbrada dignidad y autoridad se eleva en el templo; cita las Encíclicas “Rerum Novarum” y “Quadragésimo Anno” en lo que atañe a la defensa de las  agrupaciones sindicales, y deja clara su postura personal de aprecio a tales corporaciones, que él mismo defendió en su juventud, militando en la Unión Democrática Cristiana. Asimismo explica que la presencia de sacerdotes en los centros sindicales se debió a alguna bendición o rezo de responsos. 
Y entonces, en el mismo templo, se produce la agitación. Todo ya estaba preparado. Mujeres enviadas por una Unidad Política gritan “aquí se hace política”.  Señores de la CGT, presentes en la Misa, tergiversan la verdad, aludiendo de que fueron insultados por el Padre Carboni. 
Confusión, mentira, desorden. La hora de las tinieblas.  
Carboni no se amedrenta. Vuelve a predicar en la Misa de 12 horas.  
Luego, el pedido de  declaración en la Policía. Sigue la detención del P. Carboni por 30 días, motivo: “haber causado desorden”  (Carta del P. Carboni a Mons. Copello).  
La feligresía conmovida e indignada. Las Hermanas Auxiliares Parroquiales de  Santa María doloridas por tamaña injusticia. Los sacerdotes de la Parroquia, consternados.
Un volante firmado: “Testigos – Somos más de 300 que vimos y oímos” es repartido para que se conozcan los hechos tal cual sucedieron. El Arzobispo, Pastor de esa Iglesia, calla. Hay silencio. Un silencio doloroso, ¿condenatorio también?
 Desde la cárcel, Carboni escribe a Mons. Copello, como Sacerdote, como hijo obediente y fiel. Explica los acontecimientos, y pide, y ruega una palabra de su Pastor. Porque él la necesita, porque los cristianos la necesitan, porque también sacerdotes más jóvenes la necesitan. En sus palabras se adivina el dolor, un cierto sentimiento de abandono; y una mirada de fe “ya que considero ganancia sufrir algo por Cristo y poder reparar por mis  pecados, por eso no he pedido ni pido nada para evadirme de estas molestias” (Extractado de “Varón de Fuego”)

Texto Bíblico: Mt 5,10-12

Qué situaciones de persecución identificamos  en nuestro tiempo

Oración comunitaria

Recordemos en oración las palabras de Mons. Jorge Novak  (Primer Obispo de Quilmes) recogidas de su Testamento:
“Ofrezco mi perdón. Dejo constancia de que me siento libre de todo rencor… Considero como un don eximio de la gracia haber vivido y actuado con esa soberana libertad que caracteriza a quien tiene el amor como única fuerza determinante.  Por eso ratifico mi ofrecimiento de perdón a quienes me han calumniado y perseguido, a quienes me han infamado en los medios de comunicación social, a quienes me han traicionado. Ruego por todos ellos, para que abandonen las vías de la mentira y el odio y experimenten la alegría y la paz de los hijos de Dios.” (Extractado del texto “Sacerdote Para Siempre” de Gloria Batalla)

Gesto
Tener actitudes de comprensión, acogida y cercanía con quienes sufren situaciones de persecución.


NOVENO MOMENTO -  LA PASCUA DE RODOLFO CARBONI

Su espíritu aguerrido hizo que viviera la enfermedad como varón justo. Herido en su cuerpo, por una grave dolencia, que lo llevó a varias intervenciones quirúrgicas, hizo de esta situación  un kairós, un tiempo de gracia y encuentro con el Dios a quien amaba.
Tenía conciencia de ser un pecador, conocía su debilidad y su límite. Quería aprovechar minuto a minuto la enfermedad que Dios le proponía, como espacio de purificación personal.
Estaba hondamente convencido de la Misericordia Divina. La había experimentado. Se había hecho instrumento de Ella en su vida sacerdotal.
Se siente abrazado por esa Misericordia. Siente su calor. Sabe que el Padre lo ama, le ha encomendado una misión, una tarea, aquí en la tierra. Y sabe que una Eternidad llena de una Ternura para Siempre lo espera, para colmar sus ansias, para fundir su fuego en el Fuego Eterno.
 Y la suya es una esperanza verdadera en medio del dolor.  Es la que le sigue dando frescura a su modo de ser; la que lo lleva a redactar su testamento, en el cual se vislumbra una auténtica austeridad sacerdotal; a dar las recomendaciones póstumas; a alentar a sus Sacerdotes a una entrega apasionada…; a sus Religiosas, a vivir en y por la Caridad; a recibir en el Sanatorio San José a sus feligreses y amigos; a buscar el momento para ser ungido por el Sacramento de la Unción
Es en esa situación, estando internado, que tuvo conocimiento de la aprobación de la Iglesia a la Congregación de las Hnas. Auxiliares Parroquiales de Santa María., la Obra. 
Carboni siente que ya es hora de partir. La morada terrena se derrumba, para dar paso a la verdadera. Todo se ha cumplido.
 La Capilla del Sanatorio San José fue testigo de sus últimas Misas, donde pronunció, con lo poco de fuerzas que le quedaban, esas oraciones que ponen eternidad en el tiempo.
 Manteniendo la conciencia hasta los últimos momentos, quedará en el misterio el instante grande y luminoso de su entrega final.
 El Padre Dios vino a buscarlo. Tomó a este hijo bienamado, y lo colmó para siempre. (Extractado de “Varón de Fuego”)

Texto Bíblico: Jn 11,25-26

Qué signos de vida  van floreciendo en la pequeñez, la donación, el dolor.

Oración comunitaria
Respondemos:
Aumenta nuestra esperanza
  • Para vivir desde una dimensión trascendente
  • Para animar a los hermanos y hermanas en las fatigas cotidianas
  • Para colaborar con los sacerdotes en la entrega por el Evangelio


Gesto
Colaborar en una acción solidaria y comunitaria, a favor de la vida.

Oración

Padre Rodolfo Carboni, Sacerdote de la Arquidiócesis de Buenos Aires, 
Fundador de una Congregación.

Hombre de temple, ardor y entusiasmo. 
Que se alza como una figura ejemplar del clero argentino, 
enmarcado en la contingencia histórica que le tocó vivir, 
avizorando un cambio en la Iglesia. 
Párroco de Alma, Cura hasta el final.

Sobre tu corazón incendiado deseamos reposar el nuestro, 
tantas veces entibiado por el temor, y el  poco amor.

En tu espíritu llameante queremos quemarnos; 
en tu fuego sagrado deseamos calentar aquellas brasas 
que se apagan en el  alma. 

Somos caminantes de un tiempo y de una historia ... 
Somos peregrinos sorprendidos ...

Las lámparas que tenemos encendidas, 
en espera de ese Gran Día, necesitan del aceite nuevo 
de tu ejemplo, de tu testimonio. 

Deseamos sigas caminando entre nosotros. 
Con ese paso firme, decidido, de apóstol convencido.

Necesitamos la cotidianidad de tu sacerdocio, 
en la configuración  con Jesús Sacerdote,  
derramada desde la misteriosa vertiente 
de la comunión de los santos.

A través del velo que nos pone el misterio de la Vida
es bueno que tu mirada de pastor nos llegue, 
nos inunde con resplandeciente ternura, 
para mantenernos en la esperanza confiada, 
y saborear, ya desde ahora, lo único necesario. 

Que el camino recorrido leyendo en el libro de tu corazón, 
en cuyo último secreto está la Cara de Dios, 
nos inunde con la luz que emana 
de ese Rostro Eterno y Amado.

Testigo. Amigo. Guía. Padre.

A ti, nuestra memoria agradecida.